Por las mujeres de Calcuta


La ONG donostiarra Calcuta Ondoan abrirá en la India un centro asistencial para mujeres ancianas y discapacitadas en septiembre

Hace nueve años que la ONG donostiarra Calcuta Ondoan edificó y puso en marcha un centro asistencial en la ciudad de Calcuta, en la India, para acoger a personas ancianas y discapacitadas, tanto física como intelectualmente, que vagaban por las calles de la ciudad. Por motivos culturales que impiden que en un mismo centro convivan personas de diferente sexo, en este centro solamente pudieron acoger a hombres.
Dada la necesidad de ofrecer un mismo servicio para las mujeres, desde esta ONG no dudaron en volcar todos sus esfuerzos para lograr un centro de las mismas características para mujeres. Compraron un terreno a las afueras de la ciudad de Calcuta y hace aproximadamente un mes comenzaron con los trabajos de construcción que finalizarán en septiembre. Iñigo Eguren, presidente de la ONG donostiarra, asegura que «lo más difícil de construir, los cimientos del edificio, ya están finalizados. El objetivo era tener esta parte de la edificación terminada antes de la llegada de los monzones».
Por el momento el edificio tendrá una sola planta con capacidad para 40 mujeres. Con el paso del tiempo y una vez puesto en marcha el centro asistencial, se valorará la posibilidad de ampliarlo para poder acoger a más mujeres.
Con personal local
El personal que trabaje en este centro será hindú. Y es que una de las filosofías de Calcuta Ondoan es que en todos los proyectos que se lleven a cabo estén implicadas las personas de la zona. El envío de voluntarios desde Gipuzkoa se realiza tan sólo de forma excepcional y para labores muy específicas.
Eguren asegura que la India es un país que cuenta con todo tipo de profesionales perfectamente capacitados para llevar a cabo todas estas labores. «Es fundamental que sean ellos mismos los que hagan esta labor por aquello que siempre se ha dicho de dar la caña y enseñar a pescar».
Ashabari es el nombre del hogar y centro asistencial para hombres que lleva funcionando ya nueve años en Calcuta y que servirá como modelo para desarrollar el hogar para las mujeres. Desde Calcuta Ondoan reconocen que las personas que se acogen en este tipo de centros «son especiales, vienen de la calle, con la mirada perdida, cubiertos de mucha suciedad y en condiciones infrahumanas. Y lo cierto es que cualquiera no se acerca a ellos, aunque sea difícil y triste admitirlo». La mayoría de los hombres acogidos en Ashabari, además de sufrir el rechazo de la sociedad y de sus propias familias, también padecen patologías mentales.
Eguren afirma que «hemos tenido la suerte de encontrar gente preparada y con una gran sensibilidad para abordar los cuidados de estas personas que, además de necesitar alimentos, higiene y cuidados sanitarios, fundamentalmente requieren de cariño y mucha humanidad». El objetivo del proyecto Ashabari y el del nuevo centro para las mujeres es su reinserción.
A medida que las personas acogidas se van recuperando realizan labores para el mantenimiento del hogar, lo que al mismo tiempo les ayuda en su rehabilitación. Uno de los objetivos de esta ONG es lograr, que tanto el centro asistencial de los hombres que ya está en marcha como el de las mujeres que se inaugurará en septiembre, lleguen a ser autosuficientes.

Un comentario a “Por las mujeres de Calcuta”

  1. ROSARIO SIQUEIROS dice:

    BENDITO SEA DIOS QUE MOTIVA A LOS SERES HUMANOS A AYUDAR A LA GENTE QUE NO TIENE NADA MATERIALMENTE PERO QUE ESTAN VIVOS Y MERECEN TODO NUESTRO REPETO ESTEN COMO ESTEN. DIOS LOS VA A AYUDAR A PONER A LAS MUJERES ABANDONADAS EN UN LUGAR SEGURO. OJALA QUE PRONTO CREZCA ESTE EDIFICIO Y LAS PERSONAS QUE AYUDEN A DARLES CARINO Y CUIDADOS.

Deja un comentario