Los milagros de Teresa de Calcuta

Dicen que el proceso canonización para declarar santa a Teresa de Calcuta, madre, hermana, mujer, monja, gran persona, excelencia de bondad, exponente de solidaridad, amiga, ejemplo de humanidad y de solidaridad , dicen, digo, está parado, detenido, en una encrucijada, en un camino marcado por las dudas, o, más bien, por las ausencias, en este caso de milagros.

No termino de entenderlo. Hablamos de una persona que puso en marcha un movimiento, ahora más vivo que nunca, de entrega a los demás. Sus «hermanas» están por todo el mundo y haciendo las labores que nadie quiere hacer. Están, como reza el Evangelio, con los «últimos». Yo las he visto en Colombia y en otros países, y deben creerme si les digo que se ponen los pelos de punta de contemplar un quehacer que, en ellas, sabe a dulzura, a razones, a posibilidades.

Teresa de Calcuta fue un ejemplo en vida, un ejemplo de vida, y lo es incluso hoy en día, más presente que nunca gracias a un modelo que se ha de fomentar a toda costa, si queremos que el ser humano sea tal, si queremos que sobreviva. No digamos que eso no es un milagro.

El cuerpo frágil de Teresa contrastaba con la entereza y la fortaleza de su ánimo, siempre presto a compartir una sonrisa, un corazón a la escucha. Parecía que no iba a llegar a ninguna parte desde su Albania natal, y llegó a donde pocos, a los corazones de un mundo, de una Tierra sedienta de ejemplos de esta índole. Eso es otro milagro.

También fueron milagros todas las vidas que salvó, miles, millones, y las que sigue salvando. Y son milagrosas las sensaciones de paz y de concordia que nos expresó, que nos regaló durante todos los días de su existencia.

No sé por qué, pero me recuerda esta situación de «contrastes» a cuando, según cuenta el Evangelio también, Jesús llegó a Belén, su localidad natal. Todos se dijeron que, si había hecho milagros en otros lugares, allí sería el «no va más». Jesús, al menos que se nos cuente, no hizo milagros en Belén. Si nos consta que afirmó algo así: «Me pedís milagros, paisanos míos, y no veis en mí el gran milagro». En fin



5 comentarios a “Los milagros de Teresa de Calcuta”

  • lucia escribió el 25 de marzo de 2009 a las 7:28 pm

    todos devemos creer en sus milagros

  • María del Carmen escribió el 5 de abril de 2009 a las 4:49 pm

    POR ALGUNA RAZÓN HOY ESCUCHÉ ALGO DE MADRE TERESA Y HE ENTRADO A LEER ALGO A ESTA PÁGINA Y PEDIRLE SI ME PUEDE AYUDAR. AGRADEZCO DE ANTEMANO. DEBO PEDIR SOBRE TODO POR MI SALUD Y LA DE TODOS MIS HERMANOS EN DIOS.

  • ingrid soto escribió el 26 de marzo de 2012 a las 4:19 pm

    hace ocho años me ayudó, le pedí con mucha fé y con todo mi corazón, e hizo posible que mi hijo naciera sano a pesar de todos los poco alentadores exámenes médicos. Nunca dejaré de amarla y agradecerle

  • sasa escribió el 18 de abril de 2012 a la 1:11 pm

    me encanta soy una niña de liez o once años yu ahora la admiro muchisimo y se que si tomos ponemos un `poco de empeño lo lograremos el que¿¿ pues vencer todo lo malo0 que hay en el mungdo

  • clementina salloum escribió el 28 de diciembre de 2013 a las 7:07 am

    POR FAVOR QUISIERA REPORTAR UN MILAGRO CONCEDIDO ESPECIALMENTE POR NUESTRAS ORACIONES PIDIENDO LA INTERCECION DE MADRE TERESA
    MI HERMANO HA ESTADO GRAVISIMO, EN CRITICAL INTENSIVE CARE DEL HOSPITAL MERCY
    DE COCONUT GROVE EN FLORIDA
    POR UNA CASUALIDAD, TRES RELIGIOSAS DE MADRE TERESA LLEGARON AL CCU Y PUDE COMPARTIR CON ELLAS MI FE EN LA INTERCESION DE MADRE TERESA, Y TAMBIEN CONTARLES QUE LA CONOCI Y ENSENARLE UNA FOTO CON ELLA. AL DIA SIGUIENTE MI HERMANO EXPERIMENTO UNA GRAN MEJORIA EL 24 DE DICIEMBRE LE SACARON EL VENTILADOSR, EL 25 PUDO HABLAR Y HOY ESTA YA EN UN CUARTO RECUPERANDOSE
    SU CUARTO EN MERCY ES 5147
    POR FAVOR QUERIA REPORTAR ESTE MILAGRO Y QUE TUVIERAN LA AMABILIDAD DE INDICARME COMO PROSEGUIR
    BENDICIONES
    clementina Salloum tlf 786 449 50 62



Enviar un comentario

Pregunta de seguridad: